• 55 60 76 65 11 Agende su cita
  • contacto@centroftalmologicointegral.com

Gracias a los avances tecnológicos en el desarrollo de lentes intraoculares, pueden ser corregidos con la lente intraocular implantada los defectos refractivos previos: miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia (vista cansada).

En el pasado, no había la posibilidad de corregir el astigmatismo mediante lentes intraoculares, con lo cual las personas con astigmatismo sometidas a cirugía de cataratas debían continuar llevando gafas o realizar otro tratamiento complementario como el láser. Al ser un defecto óptico que influye mucho en la calidad visual, los pacientes suelen estar más satisfechos corrigiendo el astigmatismo con una lente intraocular tórica, ya que de esta manera pueden mejorar su calidad de visión y disminuir o eliminar la dependencia de gafas.

Existen además otras lentes que corrigen la presbicia o vista cansada, coexistente o no con otros defectos refractivos. Estas lentes (bifocales, trifocales, de visión extendida, acomodativas…) son útiles en un gran rango de pacientes, tanto hipermétropes de más de 45 años como miopes mayores de 50 años. Pueden beneficiarse así todas las personas diagnosticadas con vista cansada que deseen dejar de utilizar gafas o lentes de contacto, que no tengan alguna contraindicación pre establecida para este tipo de lentes premium.

Con un examen ocular detallado y los estudios apropiados, se puede elegir la lente más adecuada con lo cual los pacientes logran independencia casi total de lentes para distancias lejana, cerca e intermedia, ganando en calidad no solo visual, sino de vida.